Maestros flamencos

Hola, me llamo Venus

Diosa del amor, la belleza y el deseo.

 

En Flandes, las mujeres compiten con los hombres

Las mujeres flamencas de los ss. XVI y XVII disfrutan de una libertad excepcional. Se les permite comerciar de forma independiente y hablan diferentes idiomas.

Amberes

Sin vida a la sombra

A las hijas de la famosa familia amberina de pintores, los Plantin, sus padres no las criaron para vivir una vida a la sombra. Pudieron leer y escribir, algunas incluso en latín y hebreo, y participaron de forma activa en los negocios familiares. Martina, por ejemplo, la segunda hija, estuvo a cargo de la tienda de encajes de sus padres. Su retrato de Rubens está expuesto en el palacio Plantin-Moretus, que es el único museo Patrimonio Mundial de la Unesco del mundo y bien merece una visita. 


Incluso después de casarse, Martina siguió activa en la industria y asumió la responsabilidad de vender encajes belgas a escala internacional. Para satisfacer la demanda, contrató a otras mujeres de Flandes, como beguinas, para ayudar a fabricar el encaje. No te vayas de Flandes sin visitar uno de los maravillosos beaterios, que también están incluidos en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.


Las mujeres de Rubens eran mujeres cosmopolitas. Se da el caso de que los vecinos más cercanos a la Casa de Rubens eran la pareja británica formada por William y Margaret Cavendish. Margaret (1623-1673) fue una prolífica escritora en aquel tiempo. Fue una de las primeras mujeres de la historia de la literatura que publicó su obra en vida y con su propio nombre. 

Flandes está llena de talento femenino

Flandes está llena de talento femenino. Sin embargo, incluso en los círculos culturales, los hombres todavía dominan ciertas funciones. Quizás es el momento de poner el foco de atención en las Michaelinas de nuestro tiempo; las que rompen con esta tradición.


Jeanne Brabants comenzó su carrera en la década de 1930 como bailarina de danza moderna y fundó el Ballet Real de Flandes hacia finales de los sesenta.

Sabine Haenebalcke dirige orquestas, un puesto que suele estar reservado para los hombres. Como directora invitada, ha trabajado con el Coro de la Radio Flamenca, la Orquesta Filarmónica de Flandes, el Coro de la Ópera Flamenca y el Coro de la catedral de Bruselas.

Un estilo completamente diferente es el de Charlotte De Witte, que comparte su pasión por la música pinchando discos. Como no quería ser vista como una DJ estereotipada, sino que deseaba ser valorada por sus habilidades y talento, lanzó sus primeras canciones con el nombre de Raving George.

El mundo culinario también está principalmente dominado por hombres. Por tradición, Bélgica elige la mejor chef del año. Prueba varios platos de la ganadora de la edición 2016, Julie Baekelandt, en su restaurante C-Jules.

Madonna 2011 Fouquetposter

Madonna 2011 Fouquetposter - © Koen van den Broek

Me gustaría mostrarte muchas más cosas impresionantes.

Acompáñame en el resto del viaje.

Encantada de haberte inspirado.

Mis compañeros tienen muchas más cosas que contarte.