Maestros flamencos

Hola, me llamo Bacchus

El dios del vino y el libertinaje.

 

¿Usó Pedro Pablo Rubens el chocolate como medicina?

¿A quién no le gusta el chocolate? Flandes es famoso en todo el mundo por el chocolate. Nuestro país produce más de 730 000 toneladas de esta exquisitez al año.

Amberes

Hoy en día, el chocolate es puro placer. En el siglo XVII, sin embargo, el chocolate podía adquirirse en las boticas como medicamento vigorizante. Esto se debe al origen del cacao, que los aztecas consideraban nutritivo y un estimulante de la sensualidad. Y no iban desencaminados con esta teoría; unos científicos han descubierto recientemente que determinadas partes de nuestro cerebro se activan al comer chocolate. El magnesio y otras sustancias estimulantes del chocolate tienen un efecto positivo en nuestro estado de ánimo. 

Instagram maciej_je

Instagram maciej_je - Fuente

El chocolate usado como medicina estuvo muy en boga en las tendencias gastronómicas del siglo XVII, un período en el que se tomó mayor conciencia de la alimentación saludable. En 1627, Ludovicus Nonnius, doctor y amigo de Pedro Pablo Rubens, escribió Diaeteticon, uno de los primeros libros sobre dietética. Este libro todavía puede encontrarse en las bibliotecas del Rubenianum, el museo Plantin-Moretus y la biblioteca Hendrik Conscience Heritage. No está claro si Rubens siguió los consejos de su amigo, aunque sabemos que Rubens padeció gota hasta el final de su vida y, como consecuencia, tenía mucho en cuenta lo que comía para no empeorar su dolencia. 

Plantin Moretus Printers, Vrijdagmarkt, Antwerp

Museo Plantin-Moretus - Vrijdagmarkt, Amberes - © Antwerp Tourism & Congres

Museum Plantin-Moretus

Conscienceplein - Amberes - Fuente

Dejemos el pasado. Los belgas comen una media 6 kg de chocolate al año. Flandes es el lugar ideal para experimentar la calidad superior de este regalo de los dioses. 

Descubre dónde conseguir el chocolate belga más sabroso o disfruta de interesantes talleres, degustaciones y eventos.

También se ha demostrado científicamente que las mujeres son algo más sensibles a los efectos positivos del chocolate. No es de extrañar que cada vez haya más maestras chocolateras en Flandes. Visita a la maestra chocolatera Hilde Devolder en Gante. Adquiere las deliciosas creaciones de Julie Vanborn en De Zwarte Vos en la ciudad de Deinze. O, si quieres ponerte manos a la obra, participa en uno de los talleres de chocolate de Carolien Krijnen en Amberes. 

¿Sigues hambriento? En Flandes tienes donde elegir.

Te daré más consejos.

¿Has comido y bebido suficiente? Ahora es momento de un impulso mental.

Conoce a mis amigos.