Maestros flamencos

Hola, me llamo Pieter Bruegel

Pieter Bruegel el Viejo es en gran medida responsable de la creación de la psique nacional y la conciencia colectiva de Flandes como grandes trabajadores y aun así buenos vividores. En Flandes, todavía se pueden encontrar bellos paisajes, pueblos pintorescos y la alegría de vivir que Bruegel pintó tan maravillosamente. Sin embargo, Flandes y las obras de Bruegel son mucho más que eso. El 2019 será el momento de averiguar justamente
cuánto queda por descubrir sobre Bruegel. Flandes conmemorará el 450 aniversario de la muerte del maestro con todos los honores que merece: una serie impresionante de exposiciones y eventos mostrará lo excepcional que fue este artista.

Aunque se conoce muy poco sobre la vida de Pieter Bruegel el Viejo, puede deducirse mucho estudiando sus pinturas y volviendo la vista atrás a la época en que vivió. Fue un artista muy inventivo, que influyó profundamente en la imaginación y la percepción de las siguientes generaciones.

Pieter Bruegel

Bruegel en el trabajo - Estatua de Tom Frantzen - Kappelleplein, Bruselas - © Visit Flanders

El enigma de Pieter Bruegel el Viejo​​​​​​​

La realidad es que sabemos muy poco sobre su vida con certeza y esto lo convierte en una figura realmente enigmática. Obviamente, le fascinaba la naturaleza, la humanidad y el humor y, por tanto, no encaja 

precisamente en la definición de un «tipo» concreto de artista. Dos fuentes antiguas sugieren que es muy probable que Bruegel naciera entre los años 1525 y 1530 porque consta que, en 1551, se convirtió en un maestro libre de la Guilda de San Lucas de Amberes. Esto nos lleva a la conclusión de que probablemente fue aprendiz del maestro artesano y conocido diseñador de tapices, arquitecto y escultor Pieter Coecke van Aelst, entre 1545 y 1550. Quizá fuera durante este aprendizaje cuando la mujer de Coecke, Mayken Verhulst, lo pudo haber formado como iluminador de manuscritos.

The Fall of the RebelAngels

La caída de los ángeles rebeldes - © Google Art Project

La Guilda de San Lucas

Su pertenencia a la Guilda de San Lucas en Amberes habría expuesto sin duda a Bruegel a la influencia de los romanistas locales para los que viajar a Italia y apreciar la cultura clásica y humanística era fundamental. Y por ello no sorprende descubrir que viajó a Italia alrededor de 1552, donde se sabe que en Roma conoció al miniaturista Giulio Clovio, porque tres de sus pinturas aparecen en el testamento de este último, fechado en 1578. Lamentablemente, ninguno de estos cuadros ha sobrevivido. 

En torno a 1554, Bruegel regresó a Amberes, probablemente cruzando los Alpes. Este viaje dio lugar a varios exquisitos dibujos de paisajes montañosos. Estos bocetos, que constituyeron la base de muchos de sus cuadros posteriores, no eran registros de lugares reales, sino «amalgamas» creados para estudiar la vida orgánica de las formas en la naturaleza. 

Fall of the Rebel Angels, 1562

Fall of the Rebel Angels, 1562 - © KMSKB

Un artista de profesión​​​​​​​

Desde mediados del siglo XVI en adelante, Bruegel comenzó a ser más activo profesionalmente. Para 1552, había establecido sus primeros contactos con el impresor Hieronymus Cock y es de esa época de la que tenemos los primeros dibujos que podemos seguir viendo hoy en día: la colección de producción gráfica de Bruegel, custodiada por la Biblioteca Real de Bélgica, que figura entre las más ricas del mundo. También alberga una colección de unos noventa grabados de gran calidad, así como tres obras maestras del propio Bruegel. 

Se entiende que, a su regreso de Italia, Bruegel comenzó a concentrarse más en la pintura. Hasta donde sabemos, sobreviven alrededor de cuarenta de sus obras y, aunque ahora están repartidas por el mundo, cuatro de ellas pueden verse en los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, en Bruselas, mientras que la icónica Dulle Griet, también conocida como La loca Meg, puede admirarse en el Museo Mayer van den Bergh de Amberes. Este museo también cuenta con las doce tablas de madera pintadas a mano por Bruegel, cada una de las cuales representa un conocido proverbio.

Mad Meg

La loca Meg - © Museum Mayer van den Bergh, Antwerp

Vida familiar en Bruselas​​​​​​​

En 1563, Bruegel se trasladó a Bruselas para estar más cerca del centro monetario, del poder y de los clientes potenciales. Era un núcleo de artistas y de la nueva nobleza urbana. El mismo año, 

se casó con Mayken Coecke, hija de Pieter Coecke y Mayken Verhulst, en la iglesia Nuestra Señora de la Capilla de Bruselas, de la que vivió cerca. Esta zona era un barrio especialmente próspero en el siglo XVI y no estaba lejos de la residencia principal de Carlos V, el palacio de Coudenberg en el Monte de las Artes. 

Bruegel falleció en 1569 y está enterrado en la misma iglesia en la que se casó, Nuestra Señora de la Capilla, cerca del Sablon en Bruselas. Dos hijos de Bruegel, Pieter (el Joven) y Jan (el Viejo), que nacieron en 1564 y 1568 respectivamente, se convirtieron en destacados artistas por méritos propios.

Winter Landscape with a Bird Trap

Paisaje invernal con patinadores y trampa para pájaros - © KMSK Brussel - Photo: J. Geleyns-Ro scan

Los cazadores en la nieve

Los cazadores en la nieve - © Kunsthistorisches Museum, Vienna