Maestros flamencos

La cultura cuelga de las paredes, llena tu plato y tu vaso: es el momento de visitar Flandes.

¡Hola! Soy yo, Baco, el Dios del vino y el embajador de la buena vida. Rubens lo entendió muy bien y me retrataba con gran aprecio y exquisitez. Hasta el 2020 van a ocurrir multitud de cosas en Flandes. Con mucho gusto te guiaré por el programa gastronómico.

Pensar en Flandes es pensar en comida fabulosa y en una «alegría de vivir» de otro planeta.

¿Has comido y bebido suficiente? Ahora es momento de un impulso mental.

Conoce a mis amigos.

Descubre el cuadro de Baco

Bacchus

Peter Paul Rubens, 'Bacchus' (1638-1640) - © The State Hermitage Museum, Saint Petersburg

Pintado por: Peter Paul Rubens

Bueno, ¡ hola! Soy yo, Baco, el respetado dios del vino y el libertinaje. soy el hijo de Zeus y la reina tebana Sémele, y uno de los dioses más importantes y respetados del pantéon greco-romano. Algunas personas me conocen como Dionisio, pero la mayoría me llaman Baco. Sé muy bien cómo disfrutar de la vida. Permíteme ser tu guía por el Flandes culinario. Y lo sé todo sobre los magníficos festivales de música de Flandes.

Las bacanales eran uno de los temas favoritos de la obra de Rubens, aunque rara vez fui el protagonista de sus pinturas. Por eso, quizás, Rubens me pintó con tanta devoción. Tradicionalmente, otros pintores me muestran como un joven delgado con una cara atractiva. Rubens me pintó como un juerguista corpulento y flácido, sentado en mi trono: un barril de vino. Como puedes ver, una de mis piernas descansa sobre un tigre, todo me hace parecer repulsivo y majestuoso. Rubens me concibió como «la apoteosis de la fecundidad de la tierra y la belleza del hombre y sus instintos naturales». Pues, estoy encantado. En cuanto a la técnica pictórica, este cuadro debe de ser una de las joyas de la colección del museo del Hermitage.